Una Parrilla Diferente



En el mundo del grill y de los asadores existen dos tipos de parrillas: la redonda, que son alambres gruesos de acero puestos uno junto a otro que a la vista simulan una reja y las parrillas en “V” llamadas así por cómo están construidas formando una especie de canaletas.

Primero que nada las parrillas de este tipo acumulan la grasa de la carne para que no caiga a las brasas y arruine el asado, ya que la grasa dado su naturaleza inflamable al entrar en contacto con las brasas, hace que éstas llameen y estas flamas son cancerígenas. Sin embargo, esta desventaja es usada como ventaja en las parrillas tipo V, ya que se rescata esta grasa y se puede guardar para encender de nuevo el asador.

Mucha gente piensa que la carne puede tener un efecto mal llamado “hervido” debido a la grasa de las otras carnes quedándose en la parrilla y en realidad la carne al asador siempre será asada, ya que contrario a esa opinión, el diseño de los asadores Solacero permite que la grasa escurra a un contenedor en el centro, haciendo más fácil la limpieza del asador, la recolección de grasa y evitando en gran medida que se arruine la carne.

Todos estos detalles tienen que ver con la llamada “justa inclinación” de la parrilla; si hay poca o nula inclinación, la grasa queda en la parrilla causando que la carne se “hierva” y si es mucha, entonces se pierde ese saborcito tan único que le da la grasa a la carne, por lo que una parrilla en V bien inclinada suele ser la mejor opción.

BIBLIOGRFÍA

1) “¿Cuál es la Mejor Parrilla?” Recuperado el 12 de enero de 2017 de: http://www.mis-recetas.org/pages/Recetas/cocina-argentina/parrillas.htm
2) HANDL, Ricardo Alberto: Un Aplauso Para el Asador: Todo Sobre el Asado Argentino, Buenos Aires: Editorial Dunken, 2012, pp. 160